— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 80 vistos

Devocional: Los deseos de los ojos

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Los deseos de los ojos
Fecha: Viernes, 11 de enero del 2019 ID: 201700002505

Síguenos en Facebook

1 Juan 2:16…los deseos de los ojos… no vienen del Padre sino del mundo.

La segunda forma de tentación a través de la cual Satanás vino a Adán y a Eva se relaciona con su mentira con respecto a las consecuencias de desobedecer a Dios. Dios había dicho que la muerte seguiría de la desobediencia, pero Satanás dijo “no moriréis” (Gen 3:4) él estaba apelando al sentido de auto-preservación de Eva al asegurarle que Dios estaba equivocado en el asunto de las consecuencias del pecado, “no lo escuches, haz lo que esté bien ante tus ojos”, la fruta prohibida era “agradable a los ojos” (v6) así que Adán ignoró el mandato de Dios para hacer lo que aparentaba ser lo mejor.

El deseo de los ojos sutilmente nos aleja de la Palabra de Dios y carcome nuestra confianza en Dios. Vemos lo que el mundo ofrece y hace que lo deseemos por encima de nuestra relación con Dios. Comenzamos a poner más credibilidad en nuestra propia expectativa de vida que en los mandatos de Dios y sus promesas. Impulsados por el deseo de lo que vemos, agarramos todo lo que podemos creyendo que lo necesitamos y engañados de que Dios quiere que lo tengamos. Equivocadamente asumimos que la voluntad de Dios es no detener nada bueno de nosotros, así que clamamos deseosos la prosperidad.

En lugar de confiar en Dios plenamente, adoptamos una actitud de “pruébamelo”. Esa fue la esencia de la segunda tentación de Satanás a Jesús: “si tú eres el Hijo de Dios, aviéntate del pináculo del templo” (Mat 4:6) Pero Jesús no iba a caer en el juego de “muéstrame” de Satanás, Él contestó: “escrito está, no tentarás al Señor tu Dios” (v7)

Dios no tienen ninguna obligación para con nosotros, su obligación es a sí mismo. No hay forma de que puedas decir una oración astuta para que Dios la responda. Eso no solo distorsiona el significado de la oración sino que nos pone en la posición de Dios. Los justos vivirán por fe en la Palabra de Dios escrita y no demanda que Dios se pruebe a sí mismo en respuesta a nuestros caprichos o deseos sin importar qué tan nobles sean. Nosotros somos los que estamos siendo probados, no Dios.

Por Neil Anderson

ORACIÓN
Padre, perdona por las veces que he escuchado las mentiras del enemigo y he tratado de suplir mis necesidades de la manera que mejor me parece. Tú eres Dios y esperaré en ti para que tú suplas todas mis necesidades a tu manera, en el nombre de Jesús, amén.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Efesios 5:18-19 (RVR 1960)

No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones.

Palabras Claves: Neil AndersonReflexionesLos deseos de los ojos

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...