— ENLACES PATROCINADOS —
Reflexión

"PEINADOS OSTENTOSOS" LEGALISMO ¿QUÉ ES LO QUE LA BIBLIA REALMENTE QUIERE DECIR?

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha: Sábado, 30 de julio del 2016 ID: 201600000067

Síguenos en Facebook



La siguiente es una conclusión recopilada en base a definiciones correctas de pastores y ministros de Dios:

 Un análisis cuidadoso de los dos textos involucrados (I Tim. 2:9,10; I Pedro 3:3,4) revela que no vestidos en sí, sino que las hermanas (o hermanos) traten de llamar atención a si mismas por estos adornos externos más que su carácter. La forma de exhortación aquí, llamada algunas veces un hebraísmo, es común en las escrituras. Jesús dijo, "Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece" (Juan 6:27). Si se tomaran literalmente estas palabras, prohibirían el trabajar por el pan diario. Pero si se toma en cuenta que las palabras son un hebraísmo, se da cuenta que sencillamente quieren decir que uno no debe dar la mayor parte de su atención a las cosas materiales, sino que debe dar prioridad a lo que dura por toda la eternidad. Así es el caso en este texto, I Pedro 3:3,4. El apóstol no prohíbe en sí la joyería ni las prendas.

En cuanto a peinados ostentosos, un conocido comentarista de nombre Albert Barnes dice que muchas mujeres llegaron al extremo de entrelazar perlas e hilos de oro en su cabello, para llamar la atención a si mismas. Clemente de Alejandría dijo que las mujeres de su día no se atrevían en tocar sus cabezas, temiendo desarreglar así su cabello. Tenían el sueño como un terror porque hubo peligro de deshacer sus trenzas al estar durmiendo. Es esta clase de vanidad que la Biblia prohíbe y no que las mujeres se preparen ni se arreglen de ninguna forma.

Este fue el error de los fariseos en cuanto al sábado. La ley dijo que los judíos no trabajaran el día sábado, pero los fariseos, no contentos con esto, dieron sus interpretaciones en cuanto a lo que era trabajar y exigieron estas interpretaciones como ley (Juan 5:10; 9:16, etc.). La Biblia habla de ropa modesta, de evitar peinados ostentosos, etc., pero no especifica tamaños de faldas ni describe en forma detallada lo que es "ostentoso". Significa que Dios ha dejado estas cuestiones en manos de nosotros como individuos. Cada cristiano tiene que determinar por si mismo en base de los principios bíblicos, la ropa que debe llevar, como va a peinar su cabello, etc. Van a haber diferentes juicios entre hermanos sinceros y aunque tenemos derecho de hablar con amor acerca de ellos, no tenemos derecho de imponerlos como ley en la iglesia. Sería errar en la misma forma que erraron los fariseos al imponer su interpretación acerca de lo que era "trabajar" en el sábado.

Hay que cuidarse en cuanto a vestir de forma modesta, pero no se pueden  hacer unas leyes en la iglesia de juicios extremistas personales en cuanto al asunto.

La Biblia no condena todo peinado, sino solamente lo que se hace con sentimiento ostentoso al ponerlo como prioridad, en este caso, por lo que ya hemos explicado que sucedía en el tiempo del apóstol Pablo. Tampoco condena el oro o las perlas. ESTUDIEN LA BIBLIA. Y RECUERDEN SEPARAR CONTEXTO HISTÓRICO DE PRINCIPIO ESPIRITUAL. EN LA BIBLIA, EL CONTEXTO HISTÓRICO CAMBIA, SINO TENDRÍAMOS QUE VESTIR COMO EN TIEMPOS DE LA BIBLIA.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

Proverbios 24:1-2 (RVR 1960)

No tengas envidia de los hombres malos, ni desees estar con ellos; porque su corazón piensa en robar, e iniquidad hablan sus labios.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...