— ENLACES PATROCINADOS —
Sectas & religiones

¿Somo huérfanos como el papa Francisco afirma? ¿Qué dice la Biblia?

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha: Martes, 23 de septiembre del 2014 ID: 201500000813

Síguenos en Facebook



En este artículo analizaremos lo que el papa Francisco dijo recientemente a todos los cristianos que respetamos a María, la que fue llamada bienaventurada, pero no le oramos ni le pedimos que interceda por nosotros ni la reconocemos como madre divina. 


En primer lugar hay que aclarar que no le pedimos a María que interceda por nosotros porque ya tenemos a alguien en los cielos que intercede por nosotros ante el Padre, la Escritura es clara:

Romanos 8:34 “¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

También tenemos abogado para con el Padre y no es María:

1 Juan 2:1 "Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo."

Nótese que en el versículo anterior se nos llama "Hijitos míos", es decir no somos hijos no reconocidos por nuestro Padre. De igual forma no le dirigimos oraciones a María, porque Jesús enseñó que le debemos orar al Padre:

Mateo 6:6-9 “6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. 7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. 8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis. 9 Vosotros, pues, oraréis asíPadre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. ”

Muy bien teniendo claro que sólo se le debe orar al Padre y que el que intercede por nosotros allá en los cielos es Jesús, veamos que dijo el líder de la Iglesia Católica Romana:

-->“cuando un cristiano me dice que no ama a la Virgen, que no le sale el buscar a la Virgen, a rezarle, me entristece”.

-->“Recuerdo una vez, hace casi 40 años, cuando estaba en Bélgica en un convenio, y había un matrimonio de catequistas, los dos profesores universitarios, con hijos, una hermosa familia, hablaban de Jesucristo muy bien. Llegados a cierto punto, les dije: ‘¿Y la devoción a la Virgen?’”.A esto, recordó, ellos contestaron que “nosotros ya hemos superado esta etapa. Conocemos tanto a Jesucristo que no necesitamos a la Virgen”.“Y lo que me vino a la mente y al corazón fue: Pero… ¡Pobres huérfanos!”, dijo Francisco.

-->“un cristiano sin la Virgen está huérfano. También un cristiano sin Iglesia es un huérfano. Un cristiano necesita de estas dos mujeres, dos mujeres madres, dos mujeres vírgenes: La Iglesia y la Madre de Dios”.

Muy bien dejemos que la Biblia le conteste al papa de manera contundente:

Juan 14:18 “No os dejaré huérfanosvendré a vosotros.”

¡Jesús mismo dijo NO los dejaré huérfanos! Gracias Jesús por no dejarnos huérfanos, ahora bien si Jesús mismo es el que dice que no nos dejará huérfanos, ¿Por qué el papa nos llama huérfanos? ¿Acaso cree que Jesús no volverá y que nos dejó huérfanos y por eso debemos buscar a otros? ¿Acaso sí cree que Jesús volverá, pero que Él no es suficiente para no dejarnos huérfanos?

Es increíble que un líder como el papa desconozca, o ignore de manera consciente, de tal forma las Escrituras, acaso no está cayendo en el mismo error que una mujer cayó y Jesús mismo la corrigió, veamos qué pasó cuando alguien trató de exaltar a María:

Lucas 11:27-28 “27 Mientras él decía estas cosas, una mujer de entre la multitud levantó la voz y le dijo: Bienaventurado el vientre que te trajo, y los senos que mamaste. 28 Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan.

Así es, es más bienaventurado el que escucha el Evangelio y guarda la Palabra de Dios, que María, es más, María misma entra en este grupo de personas que guardan la Palabra de Dios, ella no es bienaventurada por ser la madre de Jesús, sino primero es bienaventurada porque ella guardó su Palabra, debemos seguir el ejemplo de María y aceptar a Dios como nuestro Salvador como ella misma lo hizo:

Lucas 1:46-48 “Entonces María dijoEngrandece mi alma al Señor; 47 Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. 48 Porque ha mirado la bajeza de su sierva; Pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones.”

Jesús mismo dice quién es nuestra madre:

Marcos 3:32-35 “32 Y la gente que estaba sentada alrededor de él le dijo: Tu madre y tus hermanos están afuera, y te buscan33 El les respondió diciendo: ¿Quién es mi madre y mis hermanos? 34 mirando a los que estaban sentados alrededor de él, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos35 Porque todo aquel que hace la voluntad de Diosése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre. ”

Así es, todos los que hacemos la voluntad de Dios, vemos que este pasaje coincide con el que vimos antes, donde afirma que el que guarda la Palabra de Dios es bienaventurado, acá se nos dice también que el que hace la voluntad de Dios.

Recordemos que Jesús nunca llamó madre a María, simplemente porque Dios no tiene madre, Jesús siempre la llamó “mujer” en la Biblia. Cuando Jesús está en la cruz le dice a Juan “he ahí a tu madre”, pero esto no significó que María fuera la madre de Dios, ni de la humanidad, porque si no sería contradictorio a los pasajes que vimos, esto es igual al caso en que un hijo esté muriendo en el hospital y están su madre y su esposa y él le diga a la esposa he ahí a tu madre y a la madre he ahí tu hija, es decir meramente que se hicieran compañía en su sufrimiento, o a cuantas suegras no las hemos escuchado decir a sus yernos “Eres como un hijo para mí”, o a un yerno decir a su suegra “Eres la madre que nunca tuve” eso es todo. Jesús nunca dijo: "humanidad entera ahí está su madre de los cielos pídanle que interceda", o "Ella es la madre de Dios a ella órenle"

Finalmente para las personas que realmente son huérfanas acá en la tierra, el mismo Dios dice que Él es su amparo, no María, Él:

Salmo 10: 14 “Tú lo has visto; porque miras el trabajo y la vejación, para dar la recompensa con tu mano; A ti se acoge el desvalido; Tú eres el amparo del huérfano.”

Salmo 68:5 “Padre de huérfanos y defensor de viudas Es Dios en su santa morada.”

Salmo 146:9 “Jehová guarda a los extranjeros; Al huérfano y a la viuda sostiene, Y el camino de los impíos trastorna.”

Conclusión

Es evidente que esta declaración que da el papa, no tiene sustento bíblico, más bien contradice lo que Jesús enseñó en las Escrituras, así que hermano tú no estás huérfano, porque Jesús prometió volver por nosotros para no dejándonos huérfanos.

Declaraciones como estas no hacen más que evidenciar que lo que enseña el Vaticano y el líder de la Iglesia Católica Romana, son doctrinas de hombres y no enseñan lo que la Biblia dice. En este caso la misma Escritura le responde al papa:

Mateo 15:9 “Pues en vano me honranEnseñando como doctrinasmandamientos de hombres.”

Si eres un amigo católico te invitamos a leer nuestro libro titulado: Amigo Católico, donde comparamos lo que enseña el Vaticano contra lo que dice la Biblia, puedes leerlo o descargarlo totalmente gratis dando clic aquí

Bendiciones

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

1 Corintios 13:4-7 (RVR 1960)

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...