— ENLACES PATROCINADOS —
Devocionales 62 vistos

Devocional: Nuestro acceso a la autoridad de Cristo

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Nuestro acceso a la autoridad de Cristo
Fecha: Martes, 31 de octubre del 2017 ID: 201700001229

Síguenos en Facebook



Efe 1:18 mi oración es que los ojos de vuestro corazón sean iluminados… (LBLA)

¿Disfrutamos de la misma forma la autoridad de Cristo en el mundo espiritual que aquellos que fueron enviados personalmente por Él? ¡Por supuesto!, de hecho debido a la muerte, resurrección y ascensión de Cristo y al derramamiento posterior del Espíritu Santo, tenemos una ventaja mayor en la guerra espiritual que los primeros discípulos tuvieron. Ellos estaban con Cristo (Marc 3:14-15), pero nosotros estamos en Cristo. Esa era la gran noticia que Pablo escribió al comenzar su carta a los efesios. Diez veces en los primeros 13 versículos nos recuerda que todo lo que tenemos es el resultado de nuestra relación íntima y personal con el Cristo resucitado y Su Espíritu que habita en nosotros.

Habiendo establecido la realidad de nuestra posición en Cristo, Pablo expresa su deseo para los creyentes llenos del Espíritu en esta oración:

Mi oración es que los ojos de vuestro corazón sean iluminados, para que sepáis cuál es la esperanza de su llamamiento, cuáles son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál es la extraordinaria grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, conforme a la eficacia de la fuerza de su poder, el cual obró en Cristo cuando le resucitó de entre los muertos y le sentó a su diestra en los lugares celestiales  (Efe 1:18-20)

Nuestro problema con la identidad y auto-percepción como cristianos no es que no estemos en Cristo, es que no lo vemos o percibimos,  simplemente no estamos conscientes de ello. Se supone que no debemos buscar el poder porque ya lo tenemos en Cristo. Debemos buscar la verdad y orar para que nuestros ojos sean abiertos ante las riquezas de nuestra herencia en Cristo.

Mientras fracasemos al percibir nuestro acceso a la autoridad de Cristo sobre el reino de las tinieblas, fracasaremos al ejercitar esa autoridad en nuestras vidas y puede que vivamos atados.

Por Neil Anderson

ORACIÓN
Señor, abre mis ojos, quiero ver a Jesús, abre mis oídos y ayúdame a escuchar, quiero habitar en tu presencia y ser fortalecido por ti, en el nombre de Jesús, amén.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Romanos 15:4 (RVR 1960)

Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...