Devocionales 52 vistos

Devocional: Restauración espiritual

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Restauración espiritual
Fecha: Jueves, 11 de abril del 2019 ID: 201700002692

Síguenos en Facebook

Gal 6:1 hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre.

Aquellos que caminan en el Espíritu deben restaurar a los hermanos creyentes que pecaron.

Dios nunca pretendió que el caminar espiritual fuera el fin en sí mismo. En cambio, quiere que los creyentes tengan una influencia positiva sobre los hermanos creyentes para que la iglesia pueda ser purificada y edificada. Gálatas 6:1 revela cómo aquellos que andan en el Espíritu deben ministrar a otros dentro del Cuerpo de Cristo. Pablo dice que deben restaurar a otros hermanos que quizá hayan caído en pecado.

“Sorprendido en alguna falta” denota caer en pecado y quedar atrapado de la misma manera que un animal puede caer en una trampa.  Cuando otro creyente que conocemos queda atrapado en algún pecado, (sin excepción) el Espíritu Santo quiere que “tú que eres espiritual” lo busques para su restauración. La designación “espiritual” no se refiere a una clase elite de los cristianos sino que simplemente incluye a cualquiera que esté caminando en el Espíritu.

El que es espiritual y confía en la sabiduría y guía del Espíritu, restaurará al hermano pecador con paciencia. El verbo griego en Gálatas 6:1 traducido como “restauradle” implica fuertemente que la restauración espiritual deberá ser un proceso metódico y perseverante (el griego original se refería originalmente a la reparación de redes de pesca o la realineación de un marco o coyuntura) El verso siguiente indica que debemos abordar el proceso de restauración completo con “mansedumbre” Como creyentes que tienen este fruto del Espíritu (Gal 5:23) tal enfoque debe ser casi automático para nosotros. Pero como somos simples pecadores salvados por gracia, necesitamos Gálatas 6:1 y otros recordatorios de la forma correcta de restaurar a un hermano o hermana pecador “mas no lo tengáis por enemigo, sino amonestadle como a hermano” (2 Tes 3:15)

Por John MacArthur

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Hebreos 8:12 (RVR 1960)

Porque seré propicio a sus injusticias, y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades.

Palabras Claves: John MacArthurReflexionesRestauración espiritual

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...