— ENLACES PATROCINADOS —
Sectas & religiones

Bautismo de bebés - ¿Qué dice la Biblia?

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha: Jueves, 28 de noviembre del 2013 ID: 201500000752

Síguenos en Facebook



Nuestros amigo(a)s católico(a)s nos indican que ellos tienen como su primer sacramento el bautismo de bebés, pero, ¿Qué dice la Biblia sobre esto? Lo vamos a analizar a continuación. 

El vaticano en su catecismo afirma que si un niño no se bautiza no tiene perdón de pecados, porque el bautismo es el que nos limpia de pecados:

1992 La justificación es concedida por el Bautismo, sacramento de la fe. Nos asemeja a la justicia de Dios que nos hace interiormente justos por el poder de su misericordia. Tiene por fin la gloria de Dios y de Cristo, y el don de la vida eterna (cf Concilio de Trento: DS 1529)”

También:

“2020 La justificación nos fue merecida por la Pasión de Cristo. Nos es concedida mediante el Bautismo. Nos conforma con la justicia de Dios que nos hace justos. Tiene como finalidad la gloria de Dios y de Cristo y el don de la vida eterna. Es la obra más excelente de la misericordia de Dios.”

Queda claro que el vaticano indica que la justificación es concedida por el bautismo, pero ¿Qué dice la Biblia?

Hechos 13:39 “y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en él es justificado todo aquel que cree.”

El que nos justifica es Jesús no el bautismo, veamos más:

Hechos 16:30-31 “y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo? Ellos dijeron: Creeen el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.”

Romanos 10:8-13 “…que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado. Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan; porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.”

La justificación de pecados no es por el bautismo, sino por creer en el Señor y que él murió por nuestros pecados para salvarnos.

Dejando claro primero que el bautismo no es el que te limpia de los pecados ni el que te justifica como lo enseña el vaticano, si no que la salvación está en todo aquel que cree en que nuestro Señor Jesucristo murió por nosotros y el que lo acepta como su único salvador. Ahora surge la pregunta:

¿Puede un bebé creer en Jesucristo y aceptarlo como su salvador? La respuesta es ¡NO!

De inmediato surge otra pregunta ¿Entonces qué pasa con los bebés o niños que aún no tienen conciencia para creer en Jesús y aceptarlo como Salvador?

Lucas 18:15-16 “Traían a él los niños para que los tocase; lo cual viendo los discípulos, les reprendieron16 Mas Jesús, llamándolos, dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios.

El reino de Dios es de los niños, mientras ellos no tengan conciencia de pecado irán directo al cielo porque de tales es el reino de Dios, es más Jesús nos llama a ser como los niños:

Mateo 18:3 “y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos.

Finalmente:

1 Pedro 2:2 “deseadcomo niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación,”

El reino de los cielos es de todos los niños, ellos mientras no tengan conciencia del pecado irán directo al cielo, no como enseña el vaticano que si no se bautiza no está libre de pecado porque el bautismo es el que justifica a los niños. El mismo Jesús dice que ya de ellos es el reino de los cielos.

Ahora bien, tienen que bautizarse los niños ya cuando tienen conciencia de sus actos y tienen la capacidad de decidir si pecar o no, claro que sí, al igual que los adultos, así lo estableció Jesús:

Juan 3:3-5 “Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espírituno puede entrar en el reino de Dios.”

Vamos ahora a analizar los dos tipos de bautismos que se enseñan en la Biblia, uno que ya no es vigente y otro que sí:

1- Bautismo de Juan, conocido como bautismo de arrepentimiento:

Mateo 3:11 “Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.”

Juan 1:26-28 “26 Juan les respondió diciendo: Yo bautizo con agua; mas en medio de vosotros está uno a quien vosotros no conocéis.27 Este es el que viene después de mí, el que es antes de mí, del cual yo no soy digno de desatar la correa del calzado. “

Ese bautismo Juan lo hacía antes de que el Jesús estableciera el nuevo bautismo, el mismo Juan reconoce que el que quita los pecados es Jesús:

Juan 1:29-30 “El Cordero de Dios - 29 El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. 30 Este es aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual es antes de mí; porque era primero que yo.

Finalmente Juan afirma que el Espíritu Santo vino sobre Jesús cuando lo bautizó:

Juan 1:33 “Y yo no le conocía; pero el que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo.”

Es claro que Juan el Bautista nunca bautizó a bebés, porque era un bautismo de arrepentimiento, y ¿Cómo un bebé se va a arrepentir?

2- Bautismo enseñado por Jesús y sus discípulos

En el momento en que Jesús y sus discípulos empiezan a bautizar Juan el Bautista dice que su bautizo tiene que eliminarse para dar paso al de Jesús:

Juan 3:22-30 El amigo del esposo “Después de esto, vino Jesús con sus discípulos a la tierra de Judea, y estuvo allí con ellos, y bautizaba. 23 Juan bautizaba también en Enón, junto a Salim, porque había allí muchas aguas; y venían, y eran bautizados. .. Y vinieron a Juan y le dijeron: Rabí, mira que el que estaba contigo al otro lado del Jordán, de quien tú diste testimonio, bautiza, y todos vienen a él. … 28 Vosotros mismos me sois testigos de que dije: Yo no soy el Cristo, sino que soy enviado delante de él. 29 El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este mi gozo está cumplido. 30 Es necesario que él crezca, pero que yo mengue” 

Jesús envía a sus discípulos a bautizar por todas las naciones:

Mateo 28:18-20 Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

Bautismos hechos por los apóstoles:

Hechos 8:35-38 “Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anunció el evangelio de Jesús. 36 Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado? 37 Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios38 Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó

En el versículo anterior Felipe le pregunta al etíope le pregunto que si creía de todo corazón, surge la pregunta de nuevo: ¿Puede un bebé creer de todo corazón? ¡NO!

Hechos 19:1-6 “Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Efeso, y hallando a ciertos discípulos, 2 les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteisY ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo. 3 Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan. 4 Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimientodiciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo. 5 Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. 6 Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban. “

Pablo les pregunta a unos discípulos si cuando creyeron recibieron el Espíritu Santo, de nuevo indica que hay que ¡creer!

Hechos 2:38-41 “ Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. 39 Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare. 40 Y con otras muchas palabras testificaba y les exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta perversa generación. 41 Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas. “

Hechos 8:12-13 “12 Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres. 13 También creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito. 

Un versículo más donde se nos dice que hay que creer para ser bautizado, pero ¿Creer en qué? En que ¡Nuestro señor Jesucristo es nuestro Salvador!

Como se aprecia, así como el bautismo de Juan no pudo ser recibido por los bebés porque es de arrepentimiento y los bebés no se arrepienten, así tampoco el bautismo de Jesús y sus Apóstoles no puede ser recibido por los bebés porque ellos no pueden creer en nuestro Señor Jesucristo y aceptarlo como su Salvador.

Conclusión

El bautismo de niños no es más que otro engaño del vaticano, a los niños no hay que bautizarlos, porque Jesús mismo dijo de ellos es el Reino de los Cielos, entonces para qué bautizarlos si el Reino es de ellos, también se vio como en el momento que un niño empiece a ser consciente de su pecado y pueda arrepentirse y aceptar a Jesús como su salvador debe bautizarse, así como todas las personas adultas que no se han bautizado.

De nuevo surge la pregunta, ¿A quién le vas a seguir creyendo? Al vaticano que enseña algo que ni Jesús ni sus discípulos hicieron o a la Biblia que es la palabra de Dios

Bendiciones!

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

Proverbios 25:5 (RVR 1960)

Aparta al impío de la presencia del rey, y su trono se afirmará en justicia.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...