— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 118 vistos

Devocional: El Espíritu y la voluntad de Dios

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: El Espíritu y la voluntad de Dios
Fecha: Viernes, 30 de marzo del 2018 ID: 201700001843

Síguenos en Facebook

Ezeq 36:27  Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra.

El Espíritu Santo siempre ha guiado y continuará guiando a los creyentes para conocer la voluntad de Dios. Uno de los ministerios más prácticos del Espíritu es ayudar a los creyentes a conocer y seguir la voluntad de Dios.

Ezequiel 36:27 indica claramente que el Espíritu siempre ha estado disponible para guiar al pueblo de Dios. E Isaías nos recuerda, siglos antes del tiempo de Ezequiel, que el Señor “puso en medio de él su santo espíritu, el que los guio por la diestra de Moisés con el brazo de su gloria” (Isa 63:11-12)

Los procedimientos en el Concilio de Jerusalén en Hechos 15 ilustran maravillosamente cómo el Espíritu guio a la iglesia del Nuevo Testamento. El Concilio se convocó para determinar qué principios de conducta debería poner la iglesia primitiva guiada por judíos a los muchos gentiles convertidos que ahora estaban en la comunidad. Después de mucha discusión en oración, el Concilio tomó la decisión importante de que no era necesaria imponer la ley de Moisés como un medio de salvación.

El Concilio puso sus recomendaciones concisas en una carta que fue el resultado de un consenso guiado por el Espíritu entre los apóstoles y ancianos “Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias” (Hch 15:28) Los líderes estaban seguros de que su decisión fue de la mente del Espíritu Santo como se refleja en la Escritura, por lo tanto, sabían que era correcto y de acuerdo a la voluntad de Dios.

Romanos 8:14 dice “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios” esto nos anima a que nosotros también podemos estar seguros de la dirección del Espíritu. Si somos fieles a escuchar, leer y estudiar la Palabra, si nos esforzamos por obedecerla y si somos sensibles al Espíritu Santo, entonces Él nos guía a la perfecta voluntad de Dios para nuestras vidas (ver Salmo 119:105)

Por John MacArthur

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Proverbios 24:30-34 (RVR 1960)

Pasé junto al campo del hombre perezoso, Y junto a la viña del hombre falto de entendimiento; Y he aquí que por toda ella habían crecido los espinos, Ortigas habían ya cubierto su faz, Y su cerca de piedra estaba ya destruida. Miré, y lo puse en mi corazón; Lo vi, y tomé consejo. Un poco de sueño, cabeceando otro poco, Poniendo mano sobre mano otro poco para dormir; Así vendrá como caminante tu necesidad, Y tu pobreza como hombre armado.

Palabras Claves: John MacArthur Reflexiones El Espíritu y la voluntad de Dios

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...