— ENLACES PATROCINADOS —
Estudios Biblicos

Don de Lenguas - ¿Qué dice la Biblia?

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha: Lunes, 07 de julio del 2014 ID: 201500000796

Síguenos en Facebook



En este artículo veremos qué dice la Escritura sobre el don de lenguas y cómo debe ser usado dentro de la iglesia.

Jesús se les aparece a los discípulos y les dice que los que creyeren en el Evangelio una señal que tendrán es el habar en lenguas :

Marcos 16:14-17 Finalmente se apareció a los once mismos, estando ellos sentados a la mesa, y les reprochó su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que le habían visto resucitado. 15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura16 El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. 17 estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; “

El término griego usado en este pasaje es para lengua es: γλώσσαις que significa “la lengua, un lenguaje, una nación que se caracteriza por su lenguaje”.

El mismo término γλώσσαις es utilizado en el día de Pentecostés:

Hechos 2:1-12 “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. 2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; 3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. 5 Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo. 6 Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua. 7 Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: Mirad, ¿no son galileos todos estos que hablan? 8 ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido? 9 Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, 10 en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las regiones de Africa más allá de Cirene, y romanos aquí residentes, tanto judíos como prosélitos, 11 cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. 12 Y estaban todos atónitos y perplejos, diciéndose unos a otros: ¿Qué quiere decir esto? “

Cuando los discípulos recibieron el Espíritu Santo las personas que estaban a su alrededor, que hablaban distintos lenguajes, los escuchaban hablar en su propia lengua.

Continuemos viendo qué más dice la Escritura sobre el hablar en lenguas, en este caso veremos otro ejemplo donde los discípulos de Efeso recibieron el Espíritu Santo y hablaron en lenguas:

Hechos 19:5-6 “Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús 6 Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban.”

En ese pasaje también se utiliza el mismo término γλώσσαις.

Hasta este punto se podría creer que toda persona que ha recibido el Espíritu Santo debería hablar en lenguas, de hecho en muchas Iglesias se enseña que la persona que no habla en lenguas es porque no tiene el Espíritu Santo de Dios, pero ¿Es esto correcto?, veamos el siguiente pasaje, donde Pablo les escribe a los Corintios:

1 Corintios 12:1-12 “No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales. 2 Sabéis que cuando erais gentiles, se os extraviaba llevándoos, como se os llevaba, a los ídolos mudos. 3 Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo. 4 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. 5 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6 Y hay diversidad de operacionespero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. 7 Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. 8 Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduríaa otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; 9 a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. 10 A otro, el hacer milagrosa otro, profecíaa otro, discernimiento de espíritusa otro, diversos géneros de lenguasy a otro, interpretación de lenguas. 11 Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere. 12 Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.”

Este pasaje es de suma importancia, primero porque queda claro que todas las personas tienen diferentes dones, aunque todos los dones provienen del Espíritu de Dios, pero no todos van a hablar en lenguas, no todos van a hacer milagros, no todos tienen profecía, el Espíritu reparte los dones a cada uno como él quiere. Esto último es muy importante, porque el que da los dones es el Espíritu Santo de Dios, muchos pastores dicen “hablen en lenguas”, pero él no es quién para decir quién puede o no hablar en lenguas, una persona puede hablar en lenguas sólo si el Espíritu de Dios le ha dado ese don.

Veamos que más dijo Pablo sobre este tema más adelante:

1 Corintios 12:27-31 “Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular. 28 Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sananlos que ayudanlos que administranlos que tienen don de lenguas. 29 ¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿hacen todos milagros? 30 ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿hablan todos lenguas? ¿interpretan todos? 31 Procurad, pues, los dones mejores. Mas yo os muestro un camino aun más excelente. “

Así es, no todos tienen el don de lenguas, además Pablo aclara que más importante que el don de lenguas el amor por el prójimo:

1 Corintios 13:1 “Si yo hablase lenguas humanas y angélicasy no tengo amorvengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.”

1 Corintios 13:8 “El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.”

Pablo explica que el don de lenguas sin intérprete no sirve para edificar:

1 Corintios 14:9-18 “Así también vosotros, si por la lengua no diereis palabra bien comprensible¿cómo se entenderá lo que decís? Porque hablaréis al aire. 10 Tantas clases de idiomas hay, seguramente, en el mundo, y ninguno de ellos carece de significado. 11 Pero si yo ignoro el valor de las palabras, seré como extranjero para el que habla, y el que habla será como extranjero para mí. 12 Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia. 13 Por lo cual, el que habla en lengua extraña, pida en oración poder interpretarla. 14 Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu orapero mi entendimiento queda sin fruto. 15 ¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento. 16 Porque si bendices sólo con el espíritu, el que ocupa lugar de simple oyente, ¿cómo dirá el Amén a tu acción de gracias? pues no sabe lo que has dicho. 17 Porque tú, a la verdad, bien das gracias; pero el otro no es edificado.”

El mismo Pablo afirma lo siguiente:

1 Corintios 14:18-19 “18 Doy gracias a Dios que hablo en lenguas más que todos vosotros; 19 pero en la iglesia prefiero hablar cinco palabras con mi entendimiento, para enseñar también a otros, que diez mil palabras en lengua desconocida.“

El don de lenguas es una señal para los incrédulos:

1 Corintios 14:21-23 “En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor. 22 Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes. 23 Si, pues, toda la iglesia se reúne en un solo lugar, y todos hablan en lenguas, y entran indoctos o incrédulos, ¿no dirán que estáis locos?

Este pasaje es de suma importancia en la actualidad, porque en muchas Iglesias el pastor dice hablen en lenguas, como ya vimos antes, un pastor no tiene la autoridad de decirle a una persona que hable en lenguas, ese don el Espíritu lo da al que Él quiera, no al que el pastor diga, pero el otro gran error es que todos empiezan a hablar en lenguas al mismo tiempo y nadie entiende lo que se dice y no hay interpretes y si una persona, que tal vez decidió buscar de Dios ese día, entra a la Iglesia y ve eso, por la misma puerta que entró sale diciendo aquí hay es un montón de locos, tal como lo afirma el pasaje anterior.

Pablo explica las reglas claras para utilizar el don de lenguas en la Iglesia:

1 Corintios 14:26-28 “¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación. 27 Si habla alguno en lengua extrañasea esto por dos, o a lo más tres, y por turnoy uno interprete. 28 Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios.”

Así es, en la Iglesia para que alguien utilice el don de lenguas tiene que estar presente una persona que tenga el don de interpretación y si no hay intérprete la persona debe callar y hablar para sí mismo y para Dios.

Ahora bien, Pablo establece claramente las reglas para el uso del don de lenguas en la Iglesia, pero además afirma que no se debe impedir este don, si alguien lo tiene no se le debe impedir usarlo, claro siguiendo las reglas que enseñó anteriormente, ya que Dios es un Dios de orden:

1 Corintios 14:39-40 “Así que, hermanos, procurad profetizar, y no impidáis el hablar lenguas; 40 pero hágase todo decentemente y con orden.”

¿Sólo el Apóstol Pablo habla del don de lenguas? No, veamos:

Hechos 10:44-47 “Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. 45 Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo46 Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios. 47 Entonces respondió Pedro: ¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros? ”

En este pasaje vemos como Pedro también habla del don de lenguas y vemos como los gentiles recibieron este don también.

Conclusión

A lo largo de este artículo pudimos ver lo que la Escritura dice del don de lenguas, vimos como este don no es dado a todos, también es claro como se debe utilizar este don en la Iglesia, sólo se debe hablar en lenguas si hay un intérprete y se debe hacer en orden para que los incrédulos al llegar a la Iglesia sean edificados y no se vayan por el desorden existente. Este don está vigente hasta el día de hoy y no se debe impedir, siempre y cuando se siga el orden establecido.

Si algún día alguien te dijo que no tienes al Espíritu Santo porque no hablas en lenguas y te sentiste mal, ya sabes que eso que te dijeron no es cierto, el hecho que no tengas el don de lenguas no significa que no tengas al Espíritu Santo en ti, hay multitud de dones.

Finalmente si eres pastor y erróneamente has dado la indicación a personas que hablen en lenguas, se debe tener claro que no todos tienen este don y que no eres tú quien le dice a alguien que don tiene, eso le corresponde al Espíritu Santo, Él reparte los dones, además como pastor debes mantener el orden en la iglesia y enseñar cómo se debe usar este don dentro de la Iglesia, recordando que el don de lenguas edifica a los no creyentes, por lo tanto debe ser de forma ordenada y con intérprete.

Finalmente, no debes simular dones, si el Espíritu Santo no te ha dado el don de lenguas no lo simules porque realmente no engañas a las personas a tu alrededor, te engañas a ti mismo y te burlas de un don de Dios.

¡Bendiciones!

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

Apocalipsis 18:4-5 (RVR 1960)

Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...