— ENLACES PATROCINADOS —
Estudios Biblicos

Nadie le quitó la vida a Jesús... Él la entregó por tí

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha: Domingo, 25 de enero del 2015 ID: 201500000821

Síguenos en Facebook



En este artículo veremos como la vida de nuestro Señor Jesucristo nadie se la quitó… Él la entregó por su propia voluntad por amor a nosotros.

Primero veamos como fue el Padre quien dio a Hijo unigénito para salvarnos:

Juan 3:16 "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna."

El Padre por amor a nosotros dio a su único Hijo para salvarnos, ahora veamos que Jesús entregó su vida de forma voluntaria, porque de haberlo querido habría podido destruir a los que los querían matar:

Mateo 26:53 -54 “¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles? 54 ¿Pero cómo entonces se cumplirían las Escrituras, de que es necesario que así se haga? “

Así es, de haberlo pedido Dios le habría dado más de 12 legiones de ángeles para acabar con todos los que le querían matar, pero no lo pidió para que se cumplieran las Escrituras.

Veamos más versículos que nos confirman que Jesús dio su vida por amor:

Mateo 20:28 "como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos."

Una vez más reafirmamos que Jesús dio su vida y la dio para el rescate de muchos, no de todos, porque no todos aceptarán a Jesús como su Señor y Salvador.

Veamos otro versículo:

Juan 10:11 "Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas."

Los que hemos aceptado a Jesús como nuestro Señor y Salvador somos sus ovejas y Él es nuestro buen pastor.

Finalmente veamos como el siguiente versículo nos confirma que Jesús dio su vida por nosotros voluntariamente porque nadie se la puede quitar:

Juan 10:18 "nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre."

Queda más que claro que Jesús tuvo poder para ponerla y para volverla a tomar cuando resucitó al tercer día y el versículo aclara que la puso por nosotros.

Conclusión

Nadie pudo quitarle la vida a Cristo si no que Él de su propia voluntad dio su vida por ti y por nosotros, nosotros ya aceptamos ese regalo que Jesús nos dio, la Salvación, nosotros fuimos comprados no de gratis si no a precio de sangre, la sangre que Jesús derramó por amor:

1 Pedro 1:18-21 “sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, 20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros, 21 y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios.”

Ese es el amor que tuvo Cristo por ti, ¿Ya lo aceptaste como tu Señor y Salvador? ¿O vas a rechazar tan hermoso regalo de amor? Recuerda que Jesús dijo:

Apocalipsis 3:20 "He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo."

Deseas aceptar a Cristo como tu Señor y Salvador el día de hoy, entra aquí.

Bendiciones

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

Proverbios 3:6 (RVR 1960)

Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...