— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 94 vistos

Devocional: No sabotees tu destino

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: No sabotees tu destino
Fecha: Sábado, 10 de noviembre del 2018 ID: 201700002387

Síguenos en Facebook

Jueces 2:1-10 El ángel del Señor les reclama a los israelitas por no haber desplazado a todos los cananeos y destruir sus altares paganos. En los años venideros los cananeos serían un problema continuo en Israel.

Lo que no eliminas cuando eres fuerte vendrá a atacarte cuando estés débil.

Los problemas que ignoras solo se empeoran.

A menudo parece más fácil evadir un problema que enfrentarlo. Pero generalmente esto es buscar que el problema se agrande. Ignora un indicador de baja de aceite en tu coche lo suficiente y probablemente tendrás que cambiar el motor. Ignora una bolita que te sale en la piel por mucho tiempo y puede ser que la posibilidad de cáncer que se hubiera podido detener ahora sea extremadamente difícil de hacerlo. Tan difícil como parezca, a veces, la mejor manera de manejar un problema es enfrentándolo ahora. De otro modo éste regresará y te morderá.

Los israelitas ignoraron un gran problema por tanto tiempo que nunca se pudieron deshacer de él. Después de conquistar la tierra de Canaán, fallaron en erradicar completamente a toda la gente de esa tierra. Ellos ignoraron la presencia del linaje enemigo en la tierra. Entre estos estaban los filisteos, de donde vino Goliat y los amalecitas de donde descendió Aman, el gran enemigo de Ester y de su pueblo.

Puede que estés en adoración y oración o en alguna otra estación de renovación espiritual y estés fortalecido cuando Dios comienza a tratar algún asunto en tu vida. Puede ser un asunto de orgullo o perdón. Puede involucrar una adicción o un pecado secreto o un problema moral. Cual sea el asunto, el tiempo de resolverlo es cuando Dios lo trae a flote. Si Dios lo ha revelado, Él quiere que te encargues de eso en ese momento. A menos que te encargues de ese asunto desde una posición de fortaleza, éste va a hibernar por un tiempo. Entonces cuando menos te lo esperes, cuando estés débil y propenso a la tentación, de repente surgirá y será más fuerte que antes.

Deja de dispararte en el pie, deja de exponerte a una continua frustración, derrota y mediocridad espiritual. Tan doloroso como parezca, trata con tus asuntos inmediatamente cuando el Espíritu de Dios te de la convicción. De otro modo seguirás luchando, y perdiendo las mismas batallas una y otra vez.

Enfrenta el problema hoy. No sabotees tu destino.

Por Tommy Tenney

ORACIÓN
Padre, me duele cuando tengo que enfrentar quien en realidad soy. Dame la gracia para ser honesto conmigo mismo y contigo, ayúdame a tratar los asuntos en mi vida que me están deteniendo de cumplir con mi destino, en el nombre de mi Señor Jesús. amen.

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

Proverbios 4:18 (RVR 1960)

Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto.

Palabras Claves: No sabotees tu destinoReflexionesTommy TenneyGoliat

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...