— ENLACES PATROCINADOS — Suscribete gratis a nuestro boletín
Devocionales 36 vistos

Devocional: Ninguna posición de orgullo

Por: Daniel Mendoza P.
Devocional: Ninguna posición de orgullo
Fecha: Miércoles, 05 de diciembre del 2018 ID: 201700002448

Síguenos en Facebook

Filip 2:5-6 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse

La venida de Cristo a la tierra es el ejemplo más grande de humildad.

Generalmente podemos identificarnos con lo que alguien más ha experimentado cuando pasamos por lo mismo. Incluso si no hemos pasado por lo que la otra persona, quizá podamos relacionarnos pues quizá algún día podríamos tener una experiencia similar.

Sin embargo, es mucho más difícil comprender lo que Cristo experimentó cuando dejó su posición privilegiada a la diestra de Dios para venir a la tierra como hombre. Nunca entenderemos la magnitud de ese descenso porque nunca hemos sido y nunca seremos Dios. Pero, el pasaje de hoy presenta, como un modelo para nosotros, la actitud de Jesús al venir al mundo.

Como un creyente lleno del Espíritu (Efe 1:3-5, 13) el Señor te ha levantado de tu pecado y te ha dado el privilegio de ser su hijo adoptivo. Él te permite reconocer y apreciar un poco más de lo que la humildad significa. Como Jesús, tendrás que descender de un nivel de exaltación cuando alcances en humildad a aquellos que no le conocen.

Jesús puso el estándar para nosotros cuando Él no vio Su alta posición “como a cosa a qué aferrarse” Soberbia en el llamado nunca debería ser algo que tratamos como una posesión preciosa personal para explotar en nuestro propio beneficio. Esa es la actitud que esperamos ver en gente mundana de influencia.

Pero no debe caracterizar a quienes pretenden seguir el estándar de Jesús. Por el contrario, si tú eres un discípulo de Cristo verás cada vez más de Su humildad en tu vida. Eso se producirá al ejercer continuamente una actitud desinteresada hacia los privilegios y posesiones que Él te ha dado. Al no aferrarte a esos beneficios, verdaderamente ejemplificarás la actitud de Jesús cada vez más.

Por John MacArthur

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: DEVOCIONALES DIARIOS DEL MINISTERIO VIDA NUEVA PARA EL MUNDO

1 Timoteo 4:16 (RVR 1960)

Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.

Palabras Claves: John MacArthurReflexionesNinguna posición de orgullo

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...