— ENLACES PATROCINADOS —
Estudios Biblicos

¿Qué dice la Biblia del ayuno?

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha: Miércoles, 09 de octubre del 2013 ID: 201500000728

Síguenos en Facebook



En este artículo hablaremos de la enseñanza del ayuno en la Biblia, el cual era practicado en el Antiguo Testamento y fue confirmado por Jesús cuando estuvo entre nosotros.

¿Qué nos dijo Jesús sobre el ayuno? Justo después de enseñarnos como se debe orar (“Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos…” Mateo 6:9-15) nos da la enseñanza del ayuno:

Mateo 6:16-18 “Cuando ayunéisno seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 17 Pero , cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, 18 para no mostrar a los hombres que ayunassino a tu Padre que está en secretoy tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.”

Lo primero a rescatar es: el ayuno lo explica el propio Jesús, no es válido decir que era una práctica del Antiguo Testamento y que ya no es necesario hacerlo, lo siguiente es: no se debe poner cara de sufrimiento, tristeza, por el contrario cuando se está en el ayuno se debe andar de buen ánimo e incluso mejor del que siempre tenemos, no como los hipócritas que daban a conocer a todos que ayunaban para que el pueblo los tuviera por buenos y la honra fuera para ellos, el último punto es que Dios recompensará en público el ayuno que se hizo en secreto.

Hay que recordar que el mismo Jesús ayunó durante 40 días y 40 noches:

Mateo 4:1-2 “Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. ”

Lucas 4:1-2 “Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto por cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y no comió nada en aquellos días, pasados los cuales, tuvo hambre. ”

¿Qué pasó justo después de este ayuno? ¡Jesús empieza su ministerio!
Jesús principia su ministerio - Mateo 4:12-14: “Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor. 15 Y enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos.
Mateo 4:17 “Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.”
Se aprecia el como la enseñanza del ayuno, de la cual Jesús predicó tiempo después, había sido aplicada por él mismo, él ayunó 40 días y 40 noches y después su Padre, nuestro Padre, que lo vio en secreto lo recompensó en público con su ministerio porque enseñaba y era glorificado por todos.
Jesús ayunó antes de empezar su ministerio, porque era una gran decisión, era un gran paso en su vida y no quería hacerlo sin antes haber ayunado.
Algunos ejemplos en la Biblia de otros ayunos que se realizaron

1- Daniel ayunó por el pecado de su pueblo:

Daniel 9:3 “Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza.”

2- Daniel ayunó también por revelación de Dios, después de este ayuno un ángel le mostró a Daniel una gran visión:

Daniel 10:2-3 “En aquellos días yo Daniel estuve afligido por espacio de tres semanasNo comí manjar delicado, ni entró en mi boca carne ni vino, ni me ungí con ungüento, hasta que se cumplieron las tres semanas.”

3- El pueblo pecador de Nínive se arrepintió con el mensaje del profeta Jonás y declararon ayuno para pedir perdón a Dios por sus pecados y Dios los perdonó:

Jonás 3:5-8 “Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos. 6 Y llegó la noticia hasta el rey de Nínive, y se levantó de su silla, se despojó de su vestido, y se cubrió de cilicio y se sentó sobre ceniza. 7 E hizo proclamar y anunciar en Nínive, por mandato del rey y de sus grandes, diciendo: Hombres y animales, bueyes y ovejas, no gusten cosa alguna; no se les dé alimento, ni beban agua; 8 sino cúbranse de cilicio hombres y animales, y clamen a Dios fuertemente; y conviértase cada uno de su mal camino, de la rapiña que hay en sus manos.”

4- Jesús explicó que hay un tipo de demonio que sólo sale con oración y ayuno, entonces aplica también para guerra espiritual:

Marcos 9:26-29 “Entonces el espíritu, clamando y sacudiéndole con violencia, salió; y él quedó como muerto, de modo que muchos decían: Está muerto. 27 Pero Jesús, tomándole de la mano, le enderezó; y se levantó. 28 Cuando él entró en casa, sus discípulos le preguntaron aparte: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera? 29 Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno. “

5- Por la vida de una persona, como lo hizo David por su hijo:

2 Samuel 12:16 “Entonces David rogó a Dios por el niño; y ayunó David, y entró, y pasó la noche acostado en tierra.”

6- Los Apóstoles antes de su primer viaje misionero ayunaron para pedir dirección de Dios:

Hechos 13:2-3 “Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. 3 Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron

7- Anteriormente se mencionó el ayuno de Jesús que fue por su ministeriopor fortaleza y preparación.

¿Por qué los discípulos de Jesús no ayunaron cuando estaban con Jesús?

Juan 9:14-15 “Entonces vinieron a él los discípulos de Juan, diciendo: ¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos muchas veces, y tus discípulos no ayunan? 15 Jesús les dijo: ¿Acaso pueden los que están de bodas tener luto entre tanto que el esposo está con ellos? Pero vendrán días cuando el esposo les será quitado, y entonces ayunarán. “

¿Todos los ayunos son agradables a Dios?

No, la Biblia dice:

Isaías 58:2-4 “Que me buscan cada día, y quieren saber mis caminos, como gente que hubiese hecho justicia, y que no hubiese dejado la ley de su Dios; me piden justos juicios, y quieren acercarse a Dios. ¿Por qué, dicen, ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido? He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto, y oprimís a todos vuestros trabajadores. He aquí que para contiendas y debates ayunáis y para herir con el puño inicuamente; no ayunéis como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto. “

Es muy claro que no todos los ayunos son agradables a Dios, sólo el de los que obedecen sus mandamientos, no se ayuna ni para contiendas ni debates.

En la Biblia hay un claro ejemplo de esto y es David, anteriormente mencionamos el ayuno de David por su hijo, vamos a verlo más a fondo, David cometió pecado, desobedeció a Dios, mandó a matar a un hombre injustamente para quedarse con su mujer, a raíz de este pecado el hijo que tuvo con ella fue herido de muerte y David ayunó por la vida de su hijo:

2 Samuel 12:16 “Entonces David rogó a Dios por el niño; y ayunó David, y entró, y pasó la noche acostado en tierra.”

Sin embargo el hijo de David murió, el hecho de que se ayune por algo no significa que se va a cumplir, menos si se está en pecado. ¿Cuál fue la reacción del David cuando su hijo murió? ¿Enojo? ¿Reclamo? No:

2 Samuel 19-20 “Mas David, viendo a sus siervos hablar entre sí, entendió que el niño había muerto; por lo que dijo David a sus siervos: ¿Ha muerto el niño? Y ellos respondieron: Ha muerto. 20 Entonces David se levantó de la tierra, y se lavó y se ungió, y cambió sus ropas, y entró a la casa de Jehová, y adoró. Después vino a su casa, y pidió, y le pusieron pan, y comió. “

Aunque el ayuno de David no fue respondido, el aceptó la voluntad de Dios y fue a adorarlo.

Conclusión:

El ayuno es de suma importancia en la vida de un cristiano, como vimos en el artículo se usa para pedir la dirección de Dios, por grandes decisiones, por fortaleza, por revelación, por arrepentimiento, guerra espiritual, por la vida de una persona. Siempre antes de ayunar pídele al Espíritu Santo que te ilumine el motivo por el cual hacerlo, durante cuánto tiempo se debe hacer y de qué forma, recuerda que cuando lo hagas debes mostrarte a los demás como si nada pasara, hacerlo en secreto para que seas recompensado en público.

Bendiciones

 

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

Miqueas 6:8 (RVR 1960)

Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...