— ENLACES PATROCINADOS —
Sectas & religiones

Veneras a María ¿Qué dice la Biblia de venerar a alguien?

Por: Daniel Mendoza P.
Fecha: Miércoles, 11 de diciembre del 2013 ID: 201500000756

Síguenos en Facebook



Muchos amigo(a)s católico(a)s cuando se les dice que no deben de adorar ni honrar a la virgen, nos dicen que ellos no los adoran ni honran que ellos los veneran. La pregunta es ¿Qué dice la Biblia sobre la veneración? 

Al buscar la palabra venerar en el diccionario se encuentran definiciones como esta:

Demostrar gran amor y respeto a una persona por su virtud, dignidad o santidad.

Entonces los católicos dicen que ellos lo que hacen es demostrar un gran amor y respeto a la virgen.

Al buscar la palabra veneración en la Biblia, generalmente se refiere a la veneración de las personas mayores:

Isaías 9:15 El anciano y venerable de rostro es la cabeza; el profeta que enseña mentira, es la cola.”

Hebreos 12:9 “Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?

En otro versículo encontramos que el pueblo veneraba a uno de los fariseos:

Hechos 5:34 “Entonces levantándose en el concilio un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, venerado de todo el pueblo, mandó que sacasen fuera por un momento a los apóstoles,”

Hasta este momento parece que en efecto la palabra venerar es sólo eso, sin embargo la Biblia es tan sorprendente que cuenta la historia de un pueblo que veneraba a alguien y ese alguien no era ni una persona ni Dios, vean quien era, es sorprendente:

Hechos 19:23-28 “El alboroto en Efeso 23 Hubo por aquel tiempo un disturbio no pequeño acerca del Camino. 24 Porque un platero llamado Demetrio, que hacía de plata templecillos de Diana, daba no poca ganancia a los artífices; 25 a los cuales, reunidos con los obreros del mismo oficio, dijo: Varones, sabéis que de este oficio obtenemos nuestra riqueza; 26 pero veis y oís que este Pablo, no solamente en Efeso, sino en casi toda Asia, ha apartado a muchas gentes con persuasión, diciendo que no son dioses los que se hacen con las manos. 27 Y no solamente hay peligro de que este nuestro negocio venga a desacreditarse, sino también que el templo de la gran diosa Diana sea estimado en nada, y comience a ser destruida la majestad de aquella a quien venera toda Asia, y el mundo entero. 28 Cuando oyeron estas cosas, se llenaron de ira, y gritaron, diciendo: !!Grande es Diana de los efesios"

Por favor amigo católico, léelo otra vez si es necesario, los efesios veneraban a su diosa y hacían negocio con la venta de imágenes, además decían que era la diosa del mundo entero y por último la llamaban la gran Diana…

¡Es lo mismo que ustedes hacen con María, la veneran, el vaticano hace negocio con sus imágenes, la declaran la madre del mundo entero y cuando se les cuestiona dicen ¡La gran virgen María! El vaticano hace millones de millones con la venta de imágenes, ¿Qué católico no tiene al menos una imagen de la virgen en su casa o de santos?, es es su negocio, igual como lo fue para los artífeces del tiempo de los efesios.


Conclusión

Sabemos que es duro enterarse de la verdad, pero es tu responsabilidad ahora si deseas seguir venerando a María como los efesios veneraban a Diana, es tu decisión creerle al vaticano o ¡Creerle a la palabra de Dios!

Juan 8:32 "y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres."

Decide seguir la verdad y serás libre, liberate de todas las mentiras que has creído del vaticano, creéle a la Palabra de Dios.

Te invitamos a leer este artículo donde analizamos como el vaticano no sólo dice que a María hay que venerarla, si no que ella es mediadora, socorro, auxilio, intercesora en tu catecismo, cuando la misma Biblia da esos atributos a uno sólo, ¡A Dios!

Si deseas ver más artículos donde se muestra que lo que enseña el Vaticano no está a la luz de la Biblia puedes entrar Aquí

Bendiciones!

— ENLACES PATROCINADOS —

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.

FUENTE: Ir a la página Web

Proverbios 25:21-22 (RVR 1960)

Si el que te aborrece tuviere hambre, dale de comer pan, y si tuviere sed, dale de beber agua; porque ascuas amontonarás sobre su cabeza, y Jehová te lo pagará.

Comentarios


Suscríbete al Boletín

Quisiéramos que te enteres y recibas novedades directamente a tu bandeja de entrada de nuestro sitio Web, sólo debes de ingresar tus datos en el siguiente formulario.

Cargando...